+56 9 86513704

Agregar "CT Compare" Widget a través de la Apariencia > Widgets > Comparar.

Y después de recibir una propiedad, ¿Qué?

Por en Blog con 1 Comment

Muchas veces los propietarios se quejan de que el accionar de los corredores de propiedades deja mucho que desear en torno a la gestión que desarrollan para vender su inmueble.

Todos los corredores sabemos que cuando una vivienda nos es entregada por el dueño en carácter de no exclusiva, esa propiedad solo pasa a formar parte de una cartera de propiedades que está sujeta solo a la suerte para que se venda y no a un trabajo que podamos desarrollar sobre ella.

Entonces, buena parte de la razón para esta queja nace en la reticencia del propietario para entregar la propiedad en exclusiva.

¿Pero la no exclusividad nace en el propietario o en el corredor?

Lamentablemente se debe reconocer que este problema fue provocado por personas que, vistos sin trabajo o jubilados, vieron una oportunidad de negocio en este rubro y sin saber realmente cómo hacer para ejercer esta importante actividad y tampoco se preocuparon en desarrollar instancias de desarrollo personal aprendiendo de las experiencias de corredores ya formados e instalados.

Sin olvidar que evidentemente se trata de un negocio, esta actividad es mucho más que eso. Esta profesión es un servicio. Y es un servicio donde se requiere mucha preparación, como escribí en un artículo anterior (Emprender como Corredor de Propiedades)

Nuestra actividad requiere de múltiples conocimientos que no nos convierten en profesionales en esas áreas pero si en verdaderos asesores en la nuestra como son saber de arquitectura, construcción, leyes, ordenanzas municipales, leer planos, interpretar certificados de Informes Previos, entender de valores por M2 de terreno, M2 de construcción, tipos de viviendas, tasaciones, urbanismo, comercio, marketing, negociación, algo de sicología y varios más.

La precariedad fundamentalmente de conocimientos con que algunas personas actúan como corredores de propiedades, sigue provocando verdaderos desastres entre aquellos propietarios que decidieron por esas personas porque les cobraban menos o ninguna comisión que un corredor legalmente instalado y con experiencia.

Muchas veces me ha tocado responder a propietarios que me dicen; “le entrego mi propiedad pero yo no pago comisión”. Y a veces peor, “no pago comisión y sin exclusividad”.

A ellos les respondo que sin comisión me corta las manos para poder efectuar una buena gestión de venta y nos obliga a seguir dentro de este mal círculo vicioso porque el no pago significa, entre otras:

  1. Ingresar el inmueble a una cartera de propiedades que depende solo de la suerte que se logre vender
  2. Impide dedicarle tiempo, esfuerzo y trabajo porque la comisión que el deja de pagar minimiza el esfuerzo a realizar en marketing fundamentalmente como son avisos en diarios y revistas y publicidad con letreros y carteles.
  3. Impide trabajar la propiedad en conjunto con otros corredores con los cuales podemos y hacemos negocios compartidos con lo que conseguimos normalmente disminuir el tiempo requerido para vender un inmueble.
  4. El corredor toma esa propiedad, en definitiva, porque por último entre la cantidad de clientes que llegan buscando otras propiedades similares esta vivienda les puede servir y por lo mismo se puede lograr vender aunque no se haya realizado un trabajo por ella.

Pero también tenemos culpa los corredores que aceptamos recibir propiedades sin recibir pago por nuestros servicios que no son pocos de acuerdo a lo que indiqué más arriba.

Sin embargo, la competencia desleal en la cual nos vemos envueltos día a día con esta suerte de mercenarios del corretaje, sumada a las ansias de algunos propietarios que por un lado no desean pagar comisión y por lo mismo si un “corredor” les acepta realizar su “gestión” sin cobrar por su trabajo, muchas veces nos obliga a aceptar recibir esas propiedades, y por otro, desean vender lo más rápido que se pueda la vivienda en cuestión.

No obstante lo anterior, es precisamente ese propietario, que le ha entregado a varios corredores su inmueble y además a otros “que se dicen corredores” también, quien resulta ser el más perjudicado ya que por esta actitud deja de recibir realmente todos los servicios que los corredores podemos otorgarle entre otros y el más importante, desarrollar una estrategia de venta de tal manera de poder conseguir vender la propiedad en el menor tiempo posible aprovechando no solo la infraestructura además todos los recursos que amparan a un corredor instalado como por ejemplo la cantidad de clientes potenciales que le han encargado encontrar una propiedad para comprar o los innumerables llamados telefónicos solicitando información por alguna propiedad y que en el efecto que no se ajuste a su necesidad siempre le podemos ofrecer otra que tengamos en cartera y más importante que lo anterior, nos impide realizar negocios cruzados con otros corredores que pueden tener clientes esperando para comprar posiblemente esa propiedad.

Y, ¿Qué hacemos los corredores después de recibir una propiedad?

  1. La ingresamos a nuestra cartera
  2. Si tenemos uno o más clientes que nos han encargado una propiedad similar, los contactaremos y se la ofreceremos.
  3. Independientemente de lo anterior, publicaremos la vivienda en distintos medios especializados y en nuestra propia web.
  4. Si nos han entregado la propiedad en exclusiva, invertiremos dinero y también la publicaremos en diarios y revistas especializadas.
  5. Instalaremos un letrero en la propiedad.
  6. Desarrollaremos una estrategia de venta en conjunto con el dueño para lograr la venta en el plazo más breve.
  7. Desarrollaremos una estrategia de marketing que nos permita alcanzar prontamente la meta de la compraventa para lo cual fuimos contratados.

A esto debemos agregar todas acciones que se originan una vez que la Oferta de Compra es Aceptada por el propietario y que suman todo lo que se requiere para redactar la Promesa de Compraventa y una vez firmada ésta, realizar la recopilación de toda la documentación necesaria (y que no es poco) para que el abogado del comprador o la institución que otorgará el crédito hipotecario pueda proceder con el correspondiente estudio de títulos y redactar la Escritura de Compraventa definitiva que será firmada por las partes en Notaría.

También, el Corredor de Propiedades experimentado, reconocerá en los títulos de la propiedad, si ha de requerir de más documentación, o quizá tramitar un alzamiento de usufructo para que la propiedad llegue en óptimo estado a manos del equipo que realizará el estudio de títulos y evitar de este modo los posibles retrasos en la operación y en la Inscripción de la Propiedad en el CBRS.

Por último, el Corredor de Propiedades deberá preocuparse de que efectivamente el pago al ahora ex propietario sea realizado.

Acerca del Autor
José Manuel

Ex Alumno de los SS.CC. Padres Franceses Alameda. - Administrador de Empresas con Mención en Finanzas. - Participante en varios seminarios y cursos de Ventas. - 1977 Vendedor de Casas y Departamentos construidos por Ingeniería e Inmobiliaria Agsametal Ltda. - 1979-1981 Coordinador de Ventas de Agsametal para los Conjuntos Habitacionales Los Arcos de La Florida, Departamental, Chesterton y otros. Independiente como Corredor de Propiedades desde 1981. - Inscrito en el Registro de Corredores de Propiedades con el Nº 6063 del Ministerio de Economía Fomento y Reconstrucción en el año 1983. - Entre sus clientes: Constructora AYA, Constructora Ceym, Constructora Salinas, Constructora Las Violetas, Besalco, Fe Grande, Automotores Gildemeister S.A., etc. - Entre sus clientes particulares se cuentan más de 11.000 en el curso de los últimos 33 años. Especialidad en: - Arriendos Amoblados y sin amoblar - Compra, Venta de todo tipo de inmuebles - Administración de Propiedades. - Formación y Venta de Paños para Constructoras - Terrenos, Parcelas y Fundos

1 Comentario

  1. Pitufo dice:

    Hola, muy buen blog, lo encontré buscando información sobre tasaciones y corretaje. estoy con la idea de hacer un curso de corretaje aunque no tengo intención de dedicarme a ello, pero me parece muy interesante tener conocimiento de las actividades que se realiza, ademas tengo la intención de realizar un curso de tasación de bienes raíces, en algunas partes dictan clases de bienes raíces urbanos y en otros bienes raíces urbanos y rurales. La duda es, es necesario aprender los dos por separado o aprendiendo el urbano se puede interpolar al rural, la idea es saber los dos, pero por motivos de tiempo no puedo viajar a santiago donde imparten las dos juntas (soy de viña). Saludos.